Raphael hizo suya Buenos Aires

En cantante español se reencontró con su público y brindó un show a la altura de lo que se esperaba, frente a unas 5 mil personas que lo ovacionaron.

Unas 5.000 personas vibraron y hasta deliraron con el show de Raphael en el Luna Park. Bajo la consigna De amor & desamor, quien fue por largas décadas uno de los artistas del viejo continente más mimados por la Argentina, recibió en el estadio porteño, el cariño de su público.

Con puntualidad europea, arrancó el concierto. Raphael abrió el recital con el tema Provocación y luego hizo Enamorado del Amor, ambas canciones integran su nuevo CD.

Claro que el primer momento donde se vio la complicidad entre el artista y sus fans fue cuando entonó el memorable Qué pasará, qué misterios habrá, puede ser esta noche. Demostrando que aún con sus 55 años de trayectoria, Raphael continúa manteniendo el carisma y la magia de siempre.

Vestido todo de negro, de principio a fin el cantante le puso color y encanto a la noche del mítico estadio de Corrientes y Bouchard.

En diálogo con la gente, Raphael celebró su visita “y todas las que aún pienso volver a hacer”, aseguró generando el delirio de la gente. El entusiasmo siguió con sus clásicos, destacándose su Digan lo que digan, en lo más alto de los temas coreados del estadio. Quienes vibraron en su noche, ratificaron que el Niño conserva una envidiable vitalidad, inacabable a la hora de desparramar su arte musical.

Diario Popular