RAPHAEL ARRASA EN REPÚBLICA DOMINICANA

Santiago:

Raphael volvió a encantar a los santiagueros en Gran Teatro Cibao

 

La grandeza de Raphael lo constituye su atrevimiento de cantar 40 canciones en casi tres horas de concierto sin parar. La magia  la crea cuando juega con su voz y se desliza por el escenario desafiando el tiempo y mostrando que aún se encuentra en forma y que sigue “siendo aquel”.

Cuando el cantante salió al escenario, tomó el micrófono y todo el público, de pie, estalló en aplausos dándole la más santiaguera de las bienvenidas.

Acompañado de un pianista, Raphael estuvo todo el tiempo disfrutando su mismo show, ya que  mientras interpretaba la canción se envolvía en el tema y los asistentes a la sala de la Restauración del Gran Teatro del Cibao lo ovacionaban una y otra vez, sin perder el hilo de la noche, que sin lugar a dudas se volvió insaciable.

“Es para mí un placer estar de vuelta. Ojalá que esta sea una gran noche. Ustedes la han hecho histórica, les aseguro”, dijo antes de cantar “Yo sigo siendo aquel”.

El famoso cantante se mostró muy cómodo en el escenario del Cibao. Iba y venía con un garbo que solo ofrece su figura y su porte de gran señor y bromeó con el público.

 -www.hoy.com.do / Yamira Taveras / Foto: Nelson Álvarez
————————

Santiago:

Raphael sigue siendo aquel gran intérprete

 

Raphael de España dio “lo mejor de su vida” en la sala Restauración del Gran Teatro del Cibao, donde cantó más de 30 canciones que resumieron sus 50 años de carrera, durante las dos horas y media que estuvo sobre el escenario. El concierto que forma parte de su gira “Lo mejor de mi vida”, y con  el cual el artista promueve su más reciente disco “El Reencuentro”, trajo de vuelta a Santiago a un Raphael que parece que los años no le han pasado, pues su voz sigue prácticamente intacta, así como sus característicos movimientos, ademanes y su histrionismo escénico.

Vestido de negro, a las nueve y 15 de la noche El Divo de Linares salió al escenario, y de inmediato recibió ovaciones, y el público se puso de pies para recibirlo con entusiasmo, en una sala llena a toda capacidad, sin que siquiera pronunciara una palabra.

Él no necesitó de una gran orquesta ni grandes recursos escenográficos para deleitar a su público, pues se presentó acompañado sólo de su pianista, en un escenario donde el juego de luces, una pantalla gigante que iba pasando imágenes del pasado y dos escaleras que lo llevaban a ella, fueron sus compañeros de la noche… una gran noche, definitivamente.

-www.elcaribe.com.do / Wendy Almonte

————————

Santo Domingo:

Raphael, el mismo de siempre

 

UNA GRAN NOCHE PARA EL PÚBLICO Y EL ARTISTA QUE NO QUERÍA DEJAR EL ESCENARIO.

A pesar de que sus seguidores llevan décadas viéndolo en escena, Raphael de España no deja de sorprender al público cuando regresa al escenario evocando y caracterizando canciones con un estilo muy suyo que ha marcado como sello inimitable.

La noche del pasado sábado la Sala Carlos Piantini del Teatro Nacional se abarrotó de público que llegó a disfrutar las emblemáticas y nuevas canciones de “El niño de Linares”.

Solo bastó su voz y el acompañamiento del piano para presentar un exquisito concierto, en esta oportunidad titulado “Lo mejor de mi vida”.

Unas 39 canciones y dos horas y media en el escenario no parecían ser suficientes para un artista, que lleva más de 50 años de carrera y para un público que lo ha seguido desde sus inicios.

-www.listin.com.do / Ynmaculada Cruz Hierro