RaphaelCordobaOct2018A

Córdoba y Granada locas por cantar con Raphael

Este fin de semana Raphael ha visitado Córdoba y Granada, por segunda vez, con su gira ‘Loco por cantar’. Ambas ciudades han vibrado de nuevo con un espectáculo que conquistó a público y prensa:

Balada alegre de Raphael

El cantante linarense derrocha su energía ante un público rendido a sus pies en La Axerquía.
El artista demuestra la vigencia de su sello dentro de la gira ‘Loco por cantar’, viva desde 2017.

Aunque a veces duela, bailan las almas. Porque él sigue Igual (Loco por cantar). Insaciable es su voz. También su espíritu. La potencia y el corazón en nada cambian. Cincuenta y siete años después, grita una y otra vez: “Es Mi gran noche”. Ahora y siempre. Y lo consigue, Córdoba está a sus pies. La Axerquía se sabe insomne. Como quienes caminan mientras la melodía cruza las nubes. Es la balada alegre de Raphael.
Cordópolis


Raphael, más ‘infinito’ que nunca en la Axerquía

Esta noche ha vuelto a seducir al público cordobés en el Teatro de la Axerquía, donde se mostró más ‘infinito’ y ‘Loco por cantar’ que nunca, durante un concierto en el que desgranó un gran número de canciones, dando protagonismo a sus más recientes temas, recogidos en su disco ‘Infinitos bailes’, con el que el intérprete ha querido actualizar su repertorio de manos de compositores de generaciones más jóvenes. El de Linares volvió a demostrar que es incombustible.

Prueba de ello es recalar varias veces en una misma ciudad dentro de la misma gira. Eso sólo lo pueden hacer los elegidos como él, en una lección magistral de cómo mantenerse en la élite de ese olimpo fulgurante durante más de medio siglo. Y sin parar de conquistar flancos, como la reciente (y en otros tiempos impensable) pleitesía que también le rinde ahora el panorama indie español.
Diario de Córdoba

RaphaelCordobaOct2018B


Raphael, rebelde con causa

El mítico artista aterrizó en el Palacio de Deportes por segunda vez con su gira ‘Loco por Cantar’ del disco ‘Infinitos bailes’, el que le ha dado el toque rock indie

Sin chaqueta roja, él tiene por hábito el negro riguroso, apareció entre la banda -que compartía su uniforme- un hombre que llegó mordiendo su noche. La energía refractaria de un artista diseñado para ser artista, un rebelde con una causa cincelada en piedra: continuar en la brecha.

Los gorgoritos sempiternos, sus trajes, la espectacularidad de su voz y la explosividad de sus característicos ademanes se quedaron como marca registrada. Y anoche Granada se pegó un atracón de todo ello. El Palacio de Deportes esperaba a su ídolo de siempre o de hace no mucho, el artista más artista de este país, aquel que Iván Ferreiro renombrara como una mezcla de Sinatra y Bowie, arrasó a base de espectacularidad. Luces, sombras, tics de estrella y mucho, mucho desenfreno.

Atendiendo a esta tendencia reformista que ha hecho que llene festivales indie, el de Qué sabe nadie llevó anoche consigo una banda de rock. Acompañamiento diseñado para un disco con el que visita Granada por segunda vez y que necesita de esa electricidad para lucirse.

Enérgico hasta la sorpresa y la extenuación de la grada, el artista se llenó de sí mismo desde el primer tema hasta finalizar la treintena que guardaba en su set list -que recopiló no solo su último trabajo si no también las mejores y más emblemáticas piezas de su medio siglo en activo- .

El modo ‘Raphael on’ debería instaurarse como medio para dinamitar y arrasar con algo enérgicamente. Artista incombustible, revoltoso y por encima de todo elegante y capaz. Capaz porque desde la primera a la última canción dio un golpe sobre la mesa de la música: tras medio siglo ejerciéndola deletreó la palabra ‘experiencia’ en cada golpe gestual, vocal y sonoro. Raphael ‘modo on’ actúa en palacios de deportes, se pasea por la fama poseedor de ella por derecho y se rebela, una y otra vez contra la apisonadora de las modas y de los ‘grupos revelación’. Es rebelde con su propia causa.
Granada Hoy


Raphael vuelve loca a Granada por cantar

La gira ‘Loco por cantar’ de Raphael llegó este sábado a Granada, donde el veterano artista se reencontraró con el público granadino, en uno más de sus numerosos conciertos en los últimos años en la ciudad de la Alhambra. Un espectáculo en el que levantó a los asistentes de sus butacas con el torrente de voz que le caracteriza. El que nunca defrauda.

El cantante, todo un icono musical del país, a quien avalan más de cinco décadas de profesión y capaz de congregar en sus conciertos a diferentes generaciones de fans, comenzó en abril de 2017 esta gira de presentación de su trabajo discográfico ‘Infinitos bailes’.
Granada Digital