Noches de escándalo en Sancti Petri (Cádiz) y Marbella

El pasado fin de semana Raphael visitó con RESinphónico dos de los festivales más importantes del sur de España: Concert Music Festival (Sancti Petri, Cádiz) y Starlite (Marbella). El rotundo éxito en ambas citas ha quedado reflejado en la prensa, que  ha dedicando importantes espacios para las crónicas del paso del artista por los dos escenarios.

Con erre mayúscula

Todo en Raphael es colosal. Cada espectáculo suyo puede escribirse con erre mayúscula, como la que precede a su nombre de figura única en el imaginario popular. Es letra capital en la historia de la música. Puede ser nuevo y clásico, íntimo e histrión, levantar pasiones y al público tras prácticamente cada interpretación, incluso antes de ponerse a cantar.

Con erre mayúscula de rotundo. La garganta del de Linares siempre conservando su eco bien moldeado a base de décadas de gira, una tras otra, sin descanso, por más que la voz se le quiebre al decir que sigue Igual de loco por cantar ante los locos aplausos de la audiencia.
Diario de Cádiz

Raphael sigue siendo aquel: cuelga el cartel de ‘no hay billetes’ y desata el delirio.

Paco Umbral quien (quizás) mejor definiera a Raphael al escribir sobre él que era un “artista hecho a mano”. Y eso es lo que vimos este sábado en su concierto de Starlite Festival, la clara demostración de que el cantante no es producto más que de sí mismo, de su gran conocimiento de su voz, de cómo sacar partido de su presencia escénica, de todos los pormenores de una profesión que ama.

Unas horas antes del recital, ya pudimos constatar en las pruebas de sonido que está pletórico de voz, pero no le hizo falta cantar ni una sola nota para levantar a las más de tres mil personas que abarrotaban el auditorio marbellí de sus butacas. Su sola irrupción en el escenario evidenció la comunión que sigue teniendo con su público, que pasó por distintas fases emocionales, desde la melancolía a la euforia (ni que decir tiene que llegó con ‘Escándalo’), porque el artista estuvo con un paso en el pasado, otro en el presente y, si nos apuran, otro en el futuro. Porque si de algo puede presumir es de no haberse adocenado, de haber buscado siempre nuevos caminos, autores y hasta estilos para dar una nueva vida a sus éxitos, como es el caso de su último disco, ‘RESinphónico’.
Vanitis

Raphael emociona con sus grandes clásicos junto a la Sinfónica de Málaga en Starlite.

Starlite vivió ayer otra increíble noche de música que se saldó con un nuevo sold out. La ‘gran noche’ de Raphael también fue la de los asistentes del Auditorio, que revivieron con el artista los hits más aplaudidos de su carrera, esta vez con un toque clásico y electrónico a partes iguales.
Antena3. Vídeo aquí.


Raphael brilla ante sus seguidores en el Starlite de Marbella.

Durante su larga trayectoria Raphael siempre ha ido cautivando a diferentes generaciones gracias a su capacidad innovadora.
Antena3

La gran noche de Raphael en Starlite.

El cantante volvió al auditorio marbellí en una velada única que hizo disfrutar a un público entregado.

La noche comenzó con un largo aplauso. La Orquesta Sinfónica de Málaga interpretaba ‘Yo soy aquel’ cuando Raphael saltó al escenario de Starlite como una auténtica estrella. El público llegó con ganas de disfrutar del divo de Linares, que no defraudó en su vuelta al auditorio marbellí para presentar su nuevo trabajo, ‘ReSinphónico’, en el que repasa algunos de los éxitos más importantes de su carrera en clave sinfónica y electrónica. La conexión entre el público y el cantante se hacía notar en un auditorio que bien podía ser una reunión de amigos. De repente, un jovencísimo Raphael inundó las pantallas del escenario entre la sorpresa de sus fans, para dar paso a una novedosa versión electrónica de ‘Digan lo que digan’, que levantó a todos de sus asientos.

La conexión entre el cantante y la Orquesta Sinfónica de Málaga hizo la delicia de todos los asistentes, que cantaron la esperada ‘Mi gran noche’ al son de Raphael y de unos músicos que se entendían a la perfección.
Sur

Raphael y la Sinfónica de Málaga, una noche de ‘escándalo’ en el Starlite.

Starlite vivió ayer otra increíble noche de música que se saldó con un nuevo sold out. El décimo de esta edición. La ‘Gran noche’ de Raphael también fue la de los asistentes del Auditorio, que revivieron con el artista los hits más aplaudidos de su carrera, esta vez con un toque clásico y electrónico a partes iguales. El primero de los matices corrió a cargo de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Málaga, un acompañamiento magistral que dotó temas tan conocidos como ‘Escándalo’, ‘Yo Soy Aquel’ o ‘Escándalo’ de un cariz superior gracias también a ricos arreglos electrónicos.

Esta revisión de los temas que le han dado a Raphael tantas alegrías están recogidas en su último álbum RESinphónico. Y la acogida de este nuevo trabajo del artista jienense que lleva subido a los escenarios prácticamente 60 años ha sido espectacular en Starlite. Raphael cuenta con un público entregado, que lo adora y lo sigue con mucho cariño, que se levanta de su asiento cada vez que concluye una canción, que canta de principio a fin todas las canciones y espera con expectación el siguiente tema de un concierto de casi dos horas y media de duración.
La Opinión de Málaga