Raphael «escandaliza» en Vilagarcía

Con el ímpetu que le caracteriza, Raphael se entregó ayer en Vilagarcía deleitando a sus fans con un concierto en el que alternó los viejos temas que lo consagraron, como Escándalo, con sus nuevas canciones.

Con puntualidad británica y vestido impecablemente de negro, el artista prometió al público «una gran noche» y cumplió demostrando que el tiempo no ha pasado por su característica voz. Abrió la noche con el mítico Yo soy aquel, lo que propició que los espectadores se entregasen desde el primer momento y que la mayoría de ellos, pese a haber pagado un extra por disponer de asiento, se pusieran en pie para recibir a su ídolo con una ovación, y acompañarlo cantando muchos de sus temas.

Alrededor de 2.000 personas, llegadas de toda Galicia, formaban el misceláneo auditorio que, cuatro días después de la fecha inicialmente prevista -y frustrada por la lluvia- asistieron al espectáculo que, bajo el nombre de Mi gran noche, pasea con estilo torero por escenarios de todo el mundo.

Raphael dijo estar muy contento por estar en Vilagarcía, y aprovechó también uno de los altos entre canción y canción para dedicarle unas palabras de agradecimiento al compositor de muchas de ellas, Manuel Alejandro

-www.lavozdegalicia.es (Susana Luaña) / Foto: Martina Miser

————————-

Raphael se mete en el bolsillo al público vilagarciano con su voz y actitud únicas

El directo del cantante no defraudó y levantó de las sillas a los espectadores de Fexdega.

La voz de Raphael no se resiente con el tiempo. En absoluto. A sus 69 años (Jaén, 1943) el cantante jienense hizo vibrar ayer en Vilagarcía a cerca de dos mil personas que no quisieron perderse la única cita del famoso artista en Galicia este verano. Y es que a cada rato el público (la inmensa mayoría en asientos) se levantaba para ovacionar al cantante, que salió al escenario en el recinto exterior de Fexdega con una puntualidad británica.

Después de una cuenta atrás, la movida canción “Hoy va a ser mi gran noche” abrió la lata de un amplio repertorio que no dejó a nadie indiferente. Canciones de ayer y de hoy, dijo, de su último trabajo, “El reencuentro” se abrieron paso en un concierto en el que Raphael deleitó al público con su peculiar estilo, paseando por todo el escenario como un auténtico galán y, por su puesto, bailando. Su voz, incomparable, completamente nítida, y acompañada de sus gestos característicos y su porte inconfundible, ofreció un directo que sorprendió a más de uno. Incluso el propio alcalde de Vilagarcía, Tomás Fole, no dudó en cantar y tararear algunos temas.

Tras “Hoy va a ser mi gran noche”, “Yo sigo siendo aquel” y “La Noche”, Raphael dedicó unas palabras a sus incondicionales. Pero antes se quitó la chaqueta, negra, al igual que toda su indumentaria. “Es un verdadero placer estar en Vilagarcía de Arousa y espero que tanto ustedes como para mi sea nuestra gran noche”. La ovación, como en cada tema, no podía faltar.

El que representó a Eurovisión en dos ocasiones (en 1966 fue séptimo y en 1967, sexto) quiso recordar a su “compositor fetiche”, Manuel Alejandro, autor de “un grupo importante de canciones”. Ahí fue cuando se animó a cantar el primer tema que Alejandro escribió para él en los años 60, cuando Raphael “era un crío”. “Y ahora soy un crío un poco más alto”, sonrió.

-www.farodevigo.es (María López)