Raphael sigue siendo aquel

El Palacio de la Ópera se volvió a rendir a los pies del cantante jienense, que levantó de sus butacas a un público entregado

A pesar de que ya han pasado casi cincuenta años desde que Raphael actuó por primera vez en la ciudad, cada vez que lo hace sigue siendo su gran noche, como no se cansa de repetir el artista jienense en uno de sus grandes éxitos. El cantante volvió a triunfar ayer sobre las tablas del Palacio de la Ópera, que se llenó de seguidores dispuestos a continuar vibrando una vez más con la nueva revisión que el artista ha hecho de su extenso repertorio.

Y, son precisamente estos nuevos arreglos introducidos en la gira Amor & desamor, los que han conseguido sumar más admiradores a la larga lista de fans del fenómeno de Linares, que encandila por igual a distintas generaciones. Todos ellos vibraron ayer al ritmo de los nuevos acordes de temas tan repetidos y archiconocidos como Yo soy aquel, Digan lo que digan, Mi gran noche, Como yo te amo, Balada triste de trompeta o Escándalo, entre muchos otros.

Éxito gallego

El concierto de Raphael de ayer tuvo un antecedente el día anterior en tierras viguesas, donde el cantante jienense también salió por la puerta grande del auditorio Mar de Vigo. Tras su paso por Galicia, el artista iniciará una breve gira por distintas países de Sudamérica, por donde estará viajando todo el mes de mayo, para posteriormente continuar sus conciertos por distintas ciudades españolas.

La Voz de Galicia / Foto: M. Míguez

—————

Raphael abarrota con sus fieles el Palacio de la Ópera

Entró en el escenario con los acordes de Yo soy aquel y con el Palacio de la Ópera repleto de sus infatigables seguidores, a quienes no afecta las incontables veces que ha acudido a la ciudad en sus 55 años de carrera artística. Pero la magia de Raphael sigue vigente y por eso volvió a encandilar anoche a quienes acudieron a escucharle, que a los pocos compases ya estaban totalmente entregados a su ídolo. Con su tercera canción de la velada, Mi gran noche, la comunión con el público era ya total. “Una vez más, un año más aquí, en La Coruña, y las que vendrán…”, se dirigió a sus espectadores, a quienes no defraudó con su concierto.

La Opinión A Coruña

—————

Escándalo en el Auditorio

Algunos ya lo consideran el concierto del año en Vigo. Raphael dejó enloquecido al público que congregó este viernes en el Auditorio de Beiramar, que estuvo lleno hasta la bandera. Había de todas las edades, desde jóvenes hasta bien maduritos que no pararon de entonar las canciones del artista. Y es que no me digan que alguna vez no han tarareado el mítico Yo soy aquel o Escándalo, que hasta se puede escuchar en Balaídos durante el descanso de los partidos. El caso es que el artista demostró que se encuentra en su mejor momento, con un chorro de voz que dejó boquiabierto al público con esas posturas tan suyas de las que hizo gala durante toda la actuación y sin perder la sonrisa en ningún momento.

Atlántico