Raphael… ¡simple y sencillamente espectacular!

“EL DIVO DE LINARES” OFRECIÓ UNA MAJESTUOSA PRESENTACIÓN EN EL AUDITORIO BANAMEX, EN DONDE REFRENDÓ SU AMOR A LOS REGIOS INTERPRETANDO TEMAS QUE SON CONSIDERADOS CLÁSICOS.

Una noche especial, llena de recuerdos, pasión y mucha música fue lo que entregó el sábado El Divo de Linares, Raphael, que regresó a la ciudad de Monterrey para presentar su gira Lo Mejor de mi Vida.

En el recinto ubicado en el corazón del Parque Fundidora, desde horas antes el público que se dio cita mostraba el gran cariño que le tienen al majo, pues con su anterior visita en febrero del 2011 el ambiente fue muy parecido, pero esta noche el clima ayudó a colocarlo en todo su apogeo.

Fue en punto de las 21:05 cuando las luces del Auditorio Banamex se apagaron por completo, las corazonadas aumentaban entre los espectadores hasta que El Divo salió a escena acompañado de los acordes del tema “A veces me pregunto”, que a capela transportó en cuestión de segundos al público a su mundo.

“Es un placer estar de nuevo en Monterrey, ya van cantidad de veces que he venido y cantidad de veces que voy a regresar, es un concierto homenaje a Manuel Alejandro”, fueron las primeras palabras que mencionó el cantante español, frente a su entregado público regiomontano.

En esta ocasión el cantante dejó a un lado las grandes producciones y sorprendentes acompañamientos, ya que en este tour lo único importante era él, su voz y el cariño de los asistentes que lograron combinarse a la perfección para convertir la velada en una completa experiencia que pocos podrán olvidar.

Sólo un piano de cola al centro, una tarima unida por dos escalones y una pantalla mal centrada, fue suficiente para que Raphael lograra echarse a la bolsa al público, durante las tres horas que duró el concierto.

La velada continuaba con una lluvia de éxitos que nadie podía quedarse callado y mucho menos sentados, canciones como: “Ella ya me olvidó”, “La noche”, “Inmensidad”, “Balada triste” y “Tú volverás”, formaron parte de su repertorio.

En múltiples ocasiones sólo un gesto, frase o señal del español fue suficiente para que el público reaccionara entregándose por completo, lanzando algún piropo al artista.

“Hay canciones que yo he llamado ‘las joyas musicales’, todas de Manuel Alejandro y que son favoritas de todos”, platicó el intérprete que en todo momento tuvo conexión con sus fieles seguidores.

El Divo realizó sus famosos y sorprendentes pasitos de baile que en más de una ocasión arrancaron los aplausos de los asistentes, sin dejar atrás los giros o sus dramáticas salidas del escenario y hasta sus triunfales regresos.

Los gritos de “¡bravo!” se convirtieron en obligatorios. En todo momento, los sentimientos se encontraban a flor de piel con temas como “Yo sigo siendo aquél”, “Mi gran noche” y “Digan lo que digan”.

Fueron tantas las muestras de afecto hacia el español que definitivamente el lugar se quiso caer por los gritos multitudinarios, coros y centenares de aplausos que se dejaron sentir logrando hacer que retumbara el auditorio.

El recital de Raphael no pudo tener mejor final con temas como: “En carne viva”, “Escándalo”, “Ámame”, “Qué sabe nadie”, “Como yo te amo” y “Lo mejor de vida” que cerraron con broche de oro el concierto de Raphael, quien reafirmó que en Monterrey es un Divo muy querido por sus admiradores.
-Milenio (Alberto Santos)

———————————-

RAPHAEL VIVE SU GRAN NOCHE

EL INTÉRPRETE SE PRESENTÓ EL SÁBADO EN EL AUDITORIO BANAMEX, EN DONDE EL PÚBLICO SE LE RINDIÓ Y LO OVACIONÓ A RABIAR.

Lo mejor de su vida ha sido cantarle al público y ofrecer esa entrega como solo Raphael lo sabe hacer.

“El Divo de Linares” se presentó la noche del sábado en el Auditorio Banamex, en donde logró reunir a cerca de 4 mil personas.

El hispano llegó a Monterrey como parte de su gira “Lo Mejor de mi Vida”, con la que actualmente recorre varias plazas del mundo.

El reloj marcaba las 21:05 horas cuando “El Ruiseñor” salió a escena.

La voz de Raphael no ha sufrido los estragos del tiempo, la sigue conservando en excelentes condiciones por eso puede darse el lujo de lucirla a capella y así lo hizo con el tema “A Veces me Pregunto”.

Desde un principio el público se le entregó y enloqueció con cada una de sus interpretaciones.

Otras de las canciones fueron: “Yo Sigo Siendo aquel” y “Mi Gran Noche”.

“Un placer estar de nuevo en Monterrey. Cantidad de veces que he venido y siempre pienso volver. Este concierto es un poquito homenaje al compositor, mi compositor de cabecera, Manuel Alejandro, que ha hecho los grandes éxitos míos, y estrenamos disco de vuelta después de 22 años de no trabajar juntos en el próximo abril, y vayan canciones como esta para recordar tiempos”, expresó a manera de saludo.

En su repaso musical, el cantante también hizo un espacio para las primeras canciones que le compuso Manuel Alejandro. Entre ellos estuvo: “Tu Cupido”, “Casi casi”, “Todas las Chicas me Gustan”, “A Pesar de Todo”, “Los Hombres Lloran También” y “Ella”.

Como es tradición, Raphael se mostró como todo un divo en el escenario y agradó con cada una de sus interpretaciones y poses. (…)

El concierto de “El Divo de Linares” se fue rápido ya que es una delicia escucharlo que el tiempo se va volando.

“En Carne Viva”, “Escándalo” y “Qué Sabe Nadie” fueron otros de los éxitos que regaló y el público le agradeció con sus aplausos y vivas.

El cierre fue espectacular al ritmo de “Como yo te Amo” a las 23:40 horas.

Raphael demostró que sigue siendo aquél, al que el público ama y se le rinde completamente.
-Vanguardia (Aracely Chantaka)