Raphael, un mito en plena forma

El artista de Linares llena dos noches consecutivas el Teatro Villamarta con su gira ‘Mi gran noche’

Raphael triunfó en Jerez antes incluso de pisar las tablas del Teatro Villamarta. Con una función prevista para el viernes y otra para el sábado, y con las entradas agotadas casi desde el día que salieron a la venta, el de Linares llegó a la ciudad seguro de que después de tantos años de ausencia sería bienvenido. “Nunca más”, dijo en el concierto, reconociendo que había pasado demasiado tiempo desde su última actuación en Jerez.

Así no es de extrañar que el público que llenó el viernes el Villamarta recibiera a Raphael de pie y con aplausos confiado de que la actuación valdría la pena. Y esta muestra de admiración sólo fue el principio de lo que la noche le deparó al artista. Durante casi tres horas, en las que repasó más de una treintena de canciones que le han permitido vivir en los escenarios durante los últimos 53 años, Raphael dejó claro que lo suyo no es simplemente cantar, sino interpretar en el sentido más amplio de la palabra. Por eso cada canción comenzaba y terminaba con los aplausos de un público que estuvo más tiempo de pie que sentado. (…)

Tras más de medio siglo encima de los escenarios, Raphael puede presumir de ser un mito vivo y en plena forma a juzgar por un público de madres, padres, abuelos e hijos que llenaron el coliseo jerezano, igual que está ocurriendo en el resto de conciertos del artista. No es raro, por tanto, que los fieles de Raphael pensaran que el teatro era ‘poco’ para el cantante, “él necesita un estadio como mínimo”, tal como decían en el patio de butacas, poco antes de que Raphael saliese al escenario.