RaphaelZaragozaPilar

Teruel y Zaragoza vibran con Raphael

En unas fechas tan señaladas, como son las fiestas del Pilar, Raphael ha visitado Aragón para subirse a los escenarios de Teruel y Zaragoza.

En Teruel, el primer concierto que Raphael ofrece en esta ciudad, un abarrotado Pabellón los Planos vibró con la fuerza y carisma que Raphael derrochó sobre el escenario:

El público vibra con el concierto de Raphael en Teruel

El símbolo de infinito que podían ver los muchos espectadores congregados ayer en Los Planos, en los instantes previos a que comenzara el primer concierto en directo de Raphael en Teruel, es toda una declaración de intenciones.

El ruiseñor de Linares sigue derrochando fuerza, tal y como reza su última gira, ‘Loco por cantar’.

Sonaron los primeros acordes de Mi gran noche y ya no hubo nadie que aguantara en la silla sentado y el cantante contó con las gargantas de todo el público que le hicieron los coros, en una sintonía que erizó cabellos y ya no abandonaría la atmosfera de Los Planos a lo largo de la larga velada.

Raphael no defraudó a nadie en un concierto que forma parte de una mastodóntica tourné que le ha llevado por las principales plazas españolas.

Diario de Teruel


Ya en Zaragoza, en un día tan especial para la ciudad como es el Día del Pilar, y con el cartel de “Solt out” colgado desde hacía meses, Raphael ofreció su espectáculo ante un auditorio entregado:

Raphael, crónica de una victoria anunciada en el auditorio

Llegó, vio y venció. Una vez más. Ni las medallas que cuelgan de su pechera ni los discos de platino -incluso de uranio-, sacian el hambre de escenario y de gloria de Rafael Martos Sánchez. Raphael sigue abonado a la carretera y al vértigo de la novedad. Así, con un disco de estreno y una banda rejuvenecida, compareció anoche en Zaragoza, en un Auditorio en el que había despachado las todas localidades con meses de antelación.

“Es un placer estar de nuevo en Zaragoza, un año más. Pero esta vez es un día muy especial que nunca me había tocado, el Día del Pilar, nada más y nada menos”, pronunció para goce y disfrute de unos espectadores/fans que le regalaron atronadoras ovaciones en cada canción y en cada uno de sus gestos marca de la casa.

Precisamente por eso, por esa red de seguridad que le otorga su fama, hay que agradecerle al intérprete andaluz que no se conforme con repetirse cual cliché. A los arreglos ‘modernos’ que aplicó a sus himnos, le añadió una declaración de intenciones.

Entre vítores de “bravo” y “guapo”, Raphael recurrió a su demoledor arsenal de hits: ‘Provocación’, ‘La noche’, ‘Yo sigo siendo aquel’, ‘Cuando tú no estás’, ‘Estuve enamorado’, ‘Estar enamorado’ o ‘Escándalo’. Y abrochó la autopista hacia el cielo con ‘Yo soy aquel’ y ‘Como yo te amo’. La crónica de una victoria anunciada.

Heraldo